Todo lo que debes saber antes de comprarte unas zapatillas de running

¡Buenos días! Las vacaciones de Navidad han llegado a su fin y ahora empieza esa época en la que nos toca valorar nuestros propósitos para este nuevo año. Seguramente tengamos un montón en mente, que hemos ido acumulando durante varios meses, pero la realidad es que debemos centrarnos en los que realmente nos importen y motiven. Con mucha probabilidad, empezar a hacer deporte con más constancia será una meta muy repetida, y el running va a ser una de las disciplinas preferidas para lograrlo.

Correr ofrece una libertad tremenda, ya que no se necesita un gimnasio ni demasiados complementos. De hecho, podríamos decir que el único elemento innegociable son unas zapatillas cómodas y especializadas en esta actividad. Tanto el lugar de entrenamiento como el resto de la indumentaria son importantes, pero pueden variar sin afectar en demasía al rendimiento. Hoy, desde TiendaCulturista, vamos a dar una serie de claves a la hora de elegir un calzado que se ajuste perfectamente a las necesidades personales de cada deportista.

Lo que debes evitar

Uno de los fenómenos que han ido más unidos al tremendo desarrollo del running y el fitness en estos últimos años es el perfeccionamiento, de forma paralela, de todos los factores que rodean a estas disciplinas deportivas. En lo referente al running, las zapatillas son esenciales, y actualmente existe una oferta amplísima en la que se puede elegir con un grado de personalización sorprendente.

En este contexto, quizá el simple hecho de ir a por un par de zapatillas podría convertirse en algo abrumador, dada la cantidad de opciones disponibles; no obstante, es muy sencillo contar con la ayuda de un experto que pueda aconsejar con una voz autorizada. Además, el texto de hoy os ayudará a ir con una idea bastante precisa de qué es lo que necesitáis, haciendo así mucho más sencilla y efectiva la tarea de adquirir el calzado perfecto.

Antes de nada, hay que dejar claras algunas indicaciones básicas sobre comportamientos a evitar, ya que se traducen, con mucha frecuencia, en malas elecciones. La más importante es no fijarse en la estética de la zapatilla como un elemento importante a la hora de escoger una u otra. Queremos que nos ayude a correr correctamente y que proteja nuestro cuerpo al máximo, así que el color o el estampado serán variantes a las que prestar atención solo en el último momento, cuando todas las demás han quedado claras.

En esta misma línea, se deben evitar las tiendas no especializadas. El gran prestigio del running ha provocado que muchos establecimientos se lancen a ofrecer zapatillas de este tipo, pero suelen ofrecer poca variedad y no es común que cuenten con asesoramiento cualificado, así que las probabilidades de cometer un error aumentan notablemente.

La ciencia de las zapatillas de running

Una vez aclarados los consejos más genéricos, toca profundizar en el mundo de las zapatillas de running. Como cada persona es completamente diferente al resto, solo vamos a poner énfasis en una serie de aspectos a los que se debe prestar especial atención por su influencia directa en la adecuación del calzado a la actividad física.

El tipo de pisada y la técnica de carrera son dos elementos clave. Por unos motivos u otros, cada atleta realiza la secuencia de carrera a su manera, con pequeñas variaciones que, sumadas, tienen como resultado lo que conocemos como técnica de carrera. Lógicamente, una pisada que pone más peso en la parte exterior (supinación) y apoya mucho el talón es muy diferente a otra que pone todo el peso en el interior (pronación) y no utiliza casi la parte del talón para correr. En consecuencia, necesitarán dos tipos de zapatillas igualmente diferentes.

La frecuencia de uso, el tipo de superficie y la naturaleza de los entrenamientos son los otros tres factores más importantes. Las zapatillas pueden estar diseñadas para una intensidad alta en un período corto de tiempo o, por el contrario, para aguantar grandes cargas temporales de trabajo. Lo mismo ocurre con el suelo en el que se llevan a cabo las sesiones.

Antes de ir a comprar tus zapatillas, fíjate bien en estas variables que te hemos explicado hoy. Cuando tengas una idea más o menos formada sobre ellas, acude a una tienda especializada y habla con un dependiente experto; en cuanto le expliques tus especificaciones y la clase de entrenamiento que quieres realizar, él o ella tendrá la información suficiente como para indicarte un tipo de calzado que optimice al máximo tu rendimiento. También podrá aconsejarte sobre la vida útil que puedes darle a las zapatillas, ya que este aspecto varía mucho: 900-1.000 km como norma general, aunque desciende a los 400-500 km si se trata de calzado de competición (más ligero).

Todo lo que debes saber antes de comprarte unas zapatillas de running
5 (100%) 1 voto

Promocion Tiendaculturista
Promocion Tiendaculturista